Se calcula que aproximadamente 14.000 toneladas de crema solar acaban en los océanos del mundo cada año.

Proteger nuestra piel es importante, más aún cuando multiplicamos la exposición al sol como en verano.

Esto ya lo sabíamos… pero ¿sabiaís que bloqueadores solares y bronceadores terminan en mares y océanos contaminando y afectando a todo el ecosistema marino? 

Según National Geographic, los arrecifes de coral sufren debido estos químicos presentes en el mar: se calcula que aproximadamente 14.000 toneladas de crema solar acaban en los océanos del mundo cada año y que unos 82.000 productos de higiene personal tienen factores contaminantes. 

El 80% de los corales del Caribe han desaparecido en los últimos 50 años debido a la contaminación, el desarrollo costero y el calentamiento del agua.

cremas solares medioambiente
Fuente: National Geographic

No podemos obviar que, al bañarnos, aunque sean resistentes al agua, gran parte de estos productos terminan en el mar. Podemos apreciarlo especialmente en calas pequeñas, con gran cantidad de bañistas. Y, al igual que las islas de basura, acaban afectando a zonas remotas que no habríamos ni imaginado.

¿De qué otra forma los químicos presentes en las cremas solares afectan los mares?

Una de las principales consecuencias de los químicos en los filtros solares es su potencial para acumularse en los organismos de ciertos moluscos y cetáceos como mejillones o incluso delfines, explica Araceli Rodríguez Romero, investigadora de la Universidad de Cádiz experta en ecotoxicología y contaminación marina. 

El problema es que no solo se acumulan estos filtros en los organismos, sino que “se biomagnifican a lo largo de la cadena trófica (proceso de transferencia de energía alimenticia a través de una serie de organismos)”, declara la investigadora a Maldita.es

¿Cómo podemos protegernos del sol y cuidar del medioambiente a la vez?

cremas solares medioambiente

Actualmente se consideran los mejores para nuestra salud.

Los protectores solares físicos, o minerales, que se componen de ingredientes como el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Bloquean los rayos UVA y UVB y en los estudios no se ha demostrado que estos químicos dañen los arrecifes. 

Estos son algunos de los compuestos a  evitar según la página Surfer Rule cuando compramos una crema solar 

  • BHT: un antioxidante
  • Parabenos: usados como conservantes. Entre otros, los parabenos de metilo y propilo son sospechosos de ser disruptores endocrinos
  • EDTA, es problemático ya que ayuda a liberar los metales pesados fijados en el medio ambiente para ser absorbidos por plantas y animales, y por lo tanto entrar en la cadena alimentaria
  • Ciclopentasiloxano (D5): se trata de un Emoliente. 
  • Etilhexil metoxicinamato (OMC): disruptor endocrino
  • Benzofenona-3 (BP-3) también conocido como Oxibenzona: disruptor endocrino
  • Octinoxate: químico contaminante insoluble

Artículo recomendado: Las fibras sintéticas y el microplástico…¡Disminuye su impacto!